Es comodo caer en la tentacion sobre pensar que, debido a que pasamos cierta perduracion, bien no podemos…

Es comodo caer en la tentacion sobre pensar que, debido a que pasamos cierta perduracion, bien no podemos…

3 chicas que empezaron novedosas aventuras en la madurez.

Cortesia de Laura Carbonell

hacer determinadas cosas por primera ocasion. En marchas, a mi me encanta fijarme en algunos que no permiten que la permanencia les impida lograr las suenos o reorganizar su vida. Yo misma, que me gano la vida escribiendo, aprendi a mecanografiar a los 36 anos de vida. Tuve a mi primera hija casi a los 38, corri mi primera media maraton a los 48 y no ha transpirado empece una practica diaria sobre yoga a las 51. Naturalmente, nunca soy la unica con esta mentalidad. Me he encontrado con mujeres que se atrevieron an iniciar la recien estrenada andanza en la madurez. Aqui sus historias.

Laura Carbonell compro su primer auto a los 52 anos desplazandolo hacia el pelo volvio a manejar

Toda su vida habia utilizado el reparto publico; su marido o amistades la llevaban a todo punto. Le aterraba manejar y no ha transpirado evitaba realizarlo. Aunque cuando un nuevo cargo en una escuela privada requirio que se mudara sobre San Francisco a San Mateo, California, se dio cuenta sobre que por fin debia confrontar su panico a manejar. En transporte publico tardaba la hora en llegar a la escuela; en auto, diez min..

“El segundo jornada de escuela tuve que ir a recoger unas cajas y no ha transpirado nunca sabia como hacerlo”, recuerda Laura. “Me senti tan invalida que llame a un taxi y no ha transpirado, desprovisto pensarlo, me fui sin intermediarios a un concesionario de automoviles a comprarme uno”. Nunca se acordaba ni sobre como colocar gasolina, y de este modo se lo dijo al vendedor. El la acompano a la gasolinera Con El Fin De ensenarle a hacer alguna cosa que de tantas personas seri­a un habito. Sobre ahi, luego de anos de vida de no haberse sentado al volante, Laura condujo sola a vivienda.

Leer más